Préstamos a plazos y tarjetas de crédito Préstamos con ASNEF
Conoce cómo los “profesionales” del tarot y la videncia estafan a la gente

Conoce cómo los “profesionales” del tarot y la videncia estafan a la gente

Bajo la promesa de ver el futuro, salir de tus problemas fácilmente o resolver tu vida, los “profesionales” del tarot y la videncia nos ofrecen un vistazo a nuestro futuro dándonos la respuesta a muchas incógnitas de la vida.

Lamentablemente nada es tan fácil, ni tan sencillo. Conocer qué es lo que hay en nuestro porvenir, no es posible con estos supuestos profesionales del tarot y la videncia, quienes buscan solo estafarnos, embaucarnos, haciéndonos perder nuestro dinero con la promesa de resolver nuestra vida con una lectura de cartas.

¿Cómo reconocer a los estafadores del tarot y la videncia?

Con la gran cantidad de “profesionales” de la videncia que abundan en internet, saber diferencia de un servicio fraudulento con uno real, es algo fundamental. Estos seis indicios podrán ayudarte a saber si esa lectura del tarot es un fraude:

  • Solicitud de información: Uno de los principales indicios es la solicitud de información, que te pidan tu nombre, correo o celular, es una pista para detectar un fraude; pues esta información suele ser vendida a empresas con prácticas poco legales que te acosarán para venderte cualquier artículo.

  • Mensajes dudosos: Si te llegan mensajes como “Te han echado una maldición”, “Te tienen envidia en el trabajo” o “Hay alguien que te ama en secreto”, lo más probable es que se trate de “profesionales” del tarot y la videncia fraudulentos, los cuales solo buscarán embaucarte a través de mensajes falsos y de gran impacto.

  • Cobros por ver los resultados: El indicio más evidente de que se trata de profesionales fraudulentos del tarot y la videncia, es que te pidan pagar cierta cantidad por ver los resultados. Muchas veces ese cobro se vuelve recurrente sustrayendo dinero de tu tarjeta de crédito.

Testimonios reales de personas estafadas por el tarot y la videncia

Sofía Reyes:

Cuando salí de trabajar había tocado fondo. Estaba deprimida, sentía que no iba a poder seguir adelante; las deudas y las responsabilidades se acumulaban en mis hombros. Entré a un tarot online en busca de respuestas y terminé con una deuda en mi tarjeta de crédito de 450 USD por servicios de videncia online.

Lejos de ayudarme a ver una salida, a decirme qué vendría para mi futuro, a mostrarme que pronto tendría un trabajo, los servicios “profesionales” del tarot y videncia online hicieron que mis deudas aumentaran. Hasta la fecha sigo pagando dichos cargos al banco.

Munio Navarro:

Soy fanático de leer los horóscopos y conocer qué es lo que me depara el destino. Un día encontré un anuncio en internet sobre servicios “profesionales” de tarot y videncia. Decidí hacer clic; me prometían que conocería más sobre la persona que me estaba haciendo daño en el trabajo.

Me pidieron mis datos personales, según porque requerían conocer más sobre mi vida para decirme cómo solucionar dicho mal. Eso no fue así, día y noche me llaman de una empresa de “Televentas” para ofrecerme productos milagro. Me dijo un amigo que mis datos fueron vendidos a una empresa, ahora lo único que queda es presentar una denuncia o cambiarme de teléfono.