Empeñar tu coche ahora sin entregarlo, la nueva tendencia en préstamos

Empeñar tu coche ahora sin entregarlo, la nueva tendencia en préstamos

¿Necesitas dinero rápido y tienes un vehículo propio? Empeñar tu coche sin entregarlo puede ser la solución más sencilla y rápida en unas circunstancias donde te ha surgido un imprevisto o un gasto que no puedes afrontar.

Sin apenas papeleos ni problemas, podrás conseguir solventar tu deuda a cambio de una cuota mensual a muy buenas condiciones y sin tener que perder tu coche.

Préstamos con tu coche como aval ¿Cómo funcionan?

Si no tienes un buen historial crediticio y necesitas el crédito urgentemente, varias entidades financieras te dan la oportunidad de dejar tu coche como garantía o aval. Te pueden dar el dinero sin que hagas entrega de tu coche. Exacto, has leído bien.

Para solicitarlo, lo principal es que seas el propietario de un coche y que tengas la documentación en regla. Por lo general, te comunicarás con un asesor de la entidad financiera a la que has contactado para que te informe sobre los primeros pasos para realizar el empeño de tu coche y conseguir el dinero de manera inmediata. Eso sí, siempre después de que te hayan tasado tu vehículo.

Todo este proceso de empeñar tu coche sin entregarlo es muy fácil y rápido. Tan solo en 24 horas, incluso en menos, puedes tener el dinero en tu bolsillo. ¿Quieres saber más sobre cómo puedes conseguir este préstamos?

Empeña tu coche y sigue conduciéndolo

Empeña tu coche sin entregarlo a cambio de efectivo. Esta frase puede parecerte toda una utopía, pero no lo es.

No importa que tu nombre figure en una lista de morosos, como puede ser en la ASNEF, o tengas cualquier otra deuda. El proceso comenzará inmediatamente tras comprobar que cumples los requisitos y tu coche sea tasado por la entidad.

Pero, ¿cómo puedo estar seguro de que me van a tasar bien mi vehículo? Es fácil. A través de los datos que tú facilites a la entidad, esta procederá a la tasación y te indicará la cantidad de dinero, según el kilometraje del vehículo, la antigüedad del coche y el estado en el que se encuentre.

Para que estas valoraciones sean realistas y justas, la mayoría de esas entidades se basan en la guía publicada por la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos, Reparación y Recambios (Ganvam) y es accesible a todo el mundo.

Una vez que te han tasado tu vehículo, te hagan la oferta y la aceptes, la entidad te hará el ingreso en menos de 24 horas. Has de tener en cuenta también que los tipos de interés que te pueden calcular para el empeño de tu coche como garantía puede variar entre una Tasa Anual Equivalente (TAE) del 8% al 20%.

La palabra empeño puede ocasionarte algún ruido y pensar enseguida que vas a entregar el vehículo y no verlo más. Ten claro que no es así, ya que el vehículo en cuestión actúa como garantía de que vas a devolver el dinero que las entidades te van a prestar.

La intención de estas empresas no es quedarse tu coche en sus instalaciones. ¡Del volante no te separan!

No olvides que no importa en la situación financiera en la que te encuentres. Es decir, si eres pensionista, autónomo o asalariado, tienes la posibilidad también de acceder a los servicios de este tipo de empresas.

La flexibilidad va a ser siempre la principal aliada de estas entidades, que no tienen ningún interés en quedarse con tu vehículo. Por eso, en caso de que no puedas ir devolviendo las cuotas, se te ofrece la posibilidad de renegociar o extender los plazos.

¿Y lo mejor de todo? Cuando consideres que es el momento, puedes cancelar la operación y algunas entidades te dejarán que devuelvas la misma cantidad de dinero que recibiste sin ningún tipo de comisión ni interés. Y el coche volverá a ser 100% tuyo.

Qué tipo de vehículos puedes empeñar y cuánto dinero puedes conseguir por ellos

¿No tienes un coches pero necesitas un préstamo? Las entidades financieras también tienen en cuenta otro tipo de vehículos de los que puedas ser titular, como furgonetas o motocicletas.

Si hablamos sobre un coche standard, dependiendo de la casa de empeño, se suele ofrecer entre un 40% y un 80% del valor de tasación del coche. La mayoría de esas casas suelen poner un límite para el préstamo con tu coche como aval: no superar los 50.000€.

Además, puedes elegir el número de cuotas que te resulten más cómodas con la posibilidad de prorrogarlo si te ves en un aprieto para devolverlo.

En el caso de las furgonetas, por ejemplo, el proceso será idéntico al del coche. Pero al ser un vehículo diferente, las entidades pueden llegar a ofrecer hasta 80.000€ como préstamo decidiendo el plazo y las cuotas más cómodas para seguir conduciendo tu furgoneta.

Con las motocicletas te pueden llegar a ofrecer hasta 10.000€. Pero hay una importante diferencia respecto a los anteriores: en algunas entidades pueden solicitar custodiar las motos en sus instalaciones y no podrás seguir conduciéndola.

Aunque eso sí, en un parking privado vigilado las 24 horas y sin que te suponga ningún gasto. Una vez todo pagado, volverás a estar a dos ruedas sobre la carretera.

Requisitos para empeñar tu coche sin entregarlo

Por lo general, los requisitos para poder empezar el proceso de empeñar tu coche sin entregarlo son los siguientes:

1- Ser titular del vehículo.

2- La documentación del vehículo debe estar en regla. Es decir: La ficha técnica con ITV tiene que estar al día, así como el impuesto de circulación. El seguro tiene que estar al día, así como el impuesto municipal. En conclusión, que esté libre de cargas.

3- Muchas casas no aceptan coches con más de 8 años de antigüedad y 10 años en caso de que este vehículo sea de gama alta.

4- Contar con un permiso de circulación.

Diferencias entre entidades que ofrecen dinero con el coche como aval y contratos de compra-venta

Antes de firmar cualquier documento con la entidad, has de leer bien las condiciones para asegurarte que no estés aceptando ningún contrato de compraventa.

En ambos, los conductores tienen que declarar que su vehículo está libre de cargas. Pero la principal diferencia que encuentras, es que las empresas de compraventa adquieren tu vehículo y lo dejan en sus instalaciones.

De hecho, a partir de ese momento pierdes la titularidad del vehículo, mientras que con el empeño del coche sin entrega, mantendrás la titularidad e incluso podrás seguir conduciéndolo.

Envía tu reseña