Préstamos con garantía hipotecaria que admiten ASNEF: ¿qué son? ¿qué beneficios tienen? ¿cómo se conceden?

Préstamos con garantía hipotecaria que admiten ASNEF: ¿qué son? ¿qué beneficios tienen? ¿cómo se conceden?

A la hora de solicitar dinero a una entidad bancaria son varias las opciones que tienen los usuarios, a pesar de que no todos conocen exactamente en qué consisten algunas de ellas. Los préstamos con garantía hipotecaria son una muy buena opción para aquellos que ya han pasado por el proceso de compra de una vivienda u otro tipo de inmueble, ¿sabes cómo funcionan? Te lo explicamos paso a paso para que puedas plantearte si son lo mejor para ti.

Qué son los préstamos con garantía hipotecaria

Lo primero que debes saber, aunque ya habrás deducido, es que se trata de un tipo de préstamos personal. Y, como el propio nombre indica, en esta operación se utiliza un inmueble como aval.

Es decir, para poder solicitar un préstamo de este tipo es imprescindible que seas propietario de una casa, piso, local comercial o nave industrial.

Diferencias con los préstamos hipotecarios

Aquellas personas con pocos conocimientos sobre productos financieros o bancarios confunden a menudo los préstamos con garantía hipotecaria con los préstamos hipotecarios. Sin embargo, son completamente diferentes.

Cuando hablamos de un préstamo hipotecario hablamos del tipo de productos financiero que se solicita con el fin de adquirir un inmueble. Sin embargo, en los préstamos con garantía hipotecaria el objetivo puede ser este, u otro completamente distinto. Y se exige que el solicitante ya sea propietario de algún tipo de inmueble.

A pesar de tener nombres muy similares, como ves, son muy diferentes.

Qué beneficios presentan este tipo de préstamos

Analizando este tipo de préstamos en términos absolutos seguro que encuentras otros productos financieros que resultan más interesantes. Sin embargo, estudiando la situación de cada usuario es como se puede saber qué es exactamente lo que necesitan. Y los préstamos con garantía hipotecaria ofrecen muchas ventajas, por ejemplo:

  • No se estudia si el usuario está en las listas de morosidad como ASNEF.
  • Se conceden, o deniegan, rápidamente.
  • No hay requisitos mínimos en cuanto a los ingresos mensuales del usuario que lo solicita.

Eso sí, no hay que olvidar la gran desventaja. Si no puedes afrontar el pago del préstamo tendrás que dar tu propiedad inmobiliaria como pago.

Quiénes pueden solicitar este tipo de préstamo

Este tipo de préstamos se suelen solicitar cuando la cantidad necesaria es grande. Para importes menores hay préstamos o soluciones mucho más sencillas y apropiadas.

Lo solicitan aquellos que pueden presentar su documento de identidad, el último recibo del IBI, el informe de tasación y la comprobación registral. Y se suele solicitar para reunificar deudas, obtener liquidez o financiar algún tipo de proyecto que requiera una gran inversión.

También se utilizan para:

  • Refinanciación de deudas.
  • Evitar listados de morosidad.
  • Reunificación de deudas.
  • Finalizar una situación de mora concreta.

Qué influye en la concesión o denegación

A la hora de solicitar un préstamo con garantía hipotecaria debes conocer los factores que van a influir en que este producto se te conceda o no:

  • La tasación del inmueble: Es uno de los requisitos imprescindibles que deben presentarse, y uno de los factores clave para que la entidad decida si se concede o no. Determinará el precio del mercado y servirá para establecer el importe posible del préstamo.
  • La nota simple: Es indispensable para que la entidad sepa si hay cargas en el inmueble.
  • El porcentaje sobre el valor de la tasación: Cada entidad bancaria tiene ofrece unas características concretas entre el 30 y el 40% del valor de tasación como importe máximo a conceder.

Como hemos dicho, puede no ser la mejor opción para préstamos de poco importe, pero cada situación y cada usuario tienen unas necesidades concretas. Se debe estudiar cada caso antes de desestimar un producto financiero concreto, y este presenta muchas ventajas interesantes a valorar.