Préstamos de capital privado con garantía hipotecaria

Préstamos de capital privado con garantía hipotecaria

¿Qué ocurre cuando los bancos y otras opciones financieras tradicionales de financiación nos han cerrado la puerta? Si necesitamos urgentemente un préstamo , pero las entidades tradicionales no parecen ayudar, siempre podremos recurrir a un préstamo de capital privado con garantía hipotecaria.

Típicamente, se recurre a estos préstamos para solucionar situaciones de financiación, cancelación de deudas, empezar un proyecto empresarial y, cada vez más, reunificar los préstamos y deudas de tarjetas de crédito a un interés menor.

Los préstamos con garantía hipotecaria son una alternativa para reunificar deudas, aceptar herencias o incluso comenzar un negocio. Siempre que tengamos una vivienda en propiedad como garantía, podremos contratar estos créditos de hasta 300.000 € fácilmente.

¿Qué es un préstamo o crédito de capital privado?

La labor de conceder préstamos no siempre tiene que recaer en los bancos o las instituciones financieras. De hecho, cualquier persona o empresa que cumpla los requisitos mínimos necesarios puede convertirse en prestamista y conceder un préstamo a otro individuo, siempre y cuando se haga de acuerdo con la normativa y con el acuerdo de ambas partes.

Para poder optar a uno de estos préstamos es necesario contar con una garantía hipotecaria, lo que significa que eres propietario de una inmueble que en el momento de la firma del préstamo está absolutamente libre de cualquier tipo de pago. Esto actúa como una garantía para que el crédito sea otorgado al solicitante.

¿Qué son los préstamos de capital privado con garantía hipotecaria?

Los préstamos de capital privado con garantía hipotecaria , son una forma de financiación en la que el prestatario responde un inmueble en caso de impago del crédito . Esto significa que podemos optar a este tipo de préstamo, siempre y cuando contemos con una vivienda como garantía . Dicha vivienda deberá ser de nuestra propiedad o, en su defecto, contar con una hipoteca con poco capital pendiente.

Aunque a nivel legal parece igual que un préstamo hipotecario, éste se utiliza, principalmente, para la compra de inmuebles. Por su parte, el préstamo de capital privado con garantía hipotecaria suele utilizarse con responsabilidad y en situaciones excepcionales donde son realmente útiles, como:

  • Refinanciar deudas : Gracias a este crédito, podremos reunificar todos los pagos vigentes utilizando una propiedad como garantía. De este modo sólo tendremos que pagar una sola cuota y de una cantidad mucho menor.

  • Detener embargos : Si se ha dictado una orden de embargo de nuestra vivienda, podemos utilizar el inmueble como garantía de pago para solicitar este préstamo y, así, pagar las deudas del mismo.

  • Recibir herencias : El coste de recibir una herencia puede ser muy alto, por lo que este tipo de préstamos son muy útiles a la hora de financiar los gastos que implican la aceptación de la misma.

  • Abrir una empresa o expandir un negocio : Para este tipo de casos, se recomienda que el inmueble puesto como garantía de pago, sea una fábrica, un almacén, una tienda o unas oficinas.

Huelga decir que, en caso de impago , la naturaleza de este préstamo conlleva a la posible pérdida del inmueble que figura como garantía de pago. Por eso se recomienda, recurrir a este tipo de préstamo, sólo en caso de extrema necesidad y si contamos con una garantía segura de reembolso.

¿En qué consiste un préstamo de capital privado con garantía hipotecaria?

Este tipo de préstamos cuentan con una serie de características que lo diferencian enormemente de otro tipo de préstamos de naturaleza similar, a saber:

  • Son créditos cuya garantía de pago es un inmueble o vivienda en propiedad , o que ya se encuentre hipotecado, pero con poco capital pendiente.

  • Ofrecen cantidades de dinero muy elevadas que pueden alcanzar los 300.000 € de prestación; y generalmente se presta como máximo un 35% de la tasación actual del inmueble. El préstamo, eso sí, dependerá del valor de dicho inmueble.

  • Debido a su naturaleza, estos préstamos cuentan con un periodo de devolución más largo , que se puede extender hasta 15 o 20 años .

  • A su vez, cuentan con un tipo de interés más alto , ya que las entidades prestamistas asumen un riesgo mayor. El coste medio de estos intereses oscila entre el 11% y el 16% TAE.

  • Suelen incluir comisiones y otros gastos de gestión ; si bien no obligan a contratar productos o servicios adicionales que podrían incrementar el precio del préstamo.

  • Son préstamos que conceden tanto entidades bancarias como intermediarios financieros de crédito . Mientras que las entidades financieras exigirán unos requisitos más estrictos y tardarán más en entregar el dinero, los intermediarios financieros serán más flexibles y el plazo de entrega puede ser considerablemente menor, además de ofrecer un estudio gratuito de la situación financiera del beneficiario del préstamo, así como de la tasación del inmueble.

  • Suelen conceder grandes periodos de carencias parciales o totales de hasta cinco años, lo que permite una cuota más baja o nula. Sin embargo, es aconsejable calcular si esta opción sale o no a cuenta, ya que aumenta el coste del crédito.

¿Cuáles son las ventajas de los préstamos de capital privado con garantía hipotecaria?

Un crédito de esta naturaleza puede resultar realmente útil, ya que se puede llegar a conseguir una cantidad de dinero considerable en poco tiempo. Ofrecen, además, una serie de ventajas reseñables:

  • Aceptan ASNEF, RAI, Badexcug o cualquier otro listado de morosidad, por lo que esto no supone un problema a la hora de solicitar el crédito, siempre y cuando presentemos una garantía. De hecho, se puede solicitar un crédito aun cuando la deuda sea de grandes importes y no será necesario que no esté vinculada a una entidad bancaria.

  • Los intereses son más bajos que con otras opciones de financiación, ya que la propiedad actúa como garantía y el prestamista apenas tiene que cubrir coste de impagos.

  • No importa para qué se necesita el préstamo , siempre y cuando se cumplan con las condiciones exigidas por la entidad prestataria.

  • Están disponibles para particulares, autónomos y empresas .

  • Son muy flexibles a la hora de repagar.

  • Es una opción mucho más favorable que, por ejemplo, malvender una propiedad.

¿Y cuáles son los inconvenientes?

Debido, también, a su naturaleza, este tipo de créditos pueden suponer un gran riesgo, sobre todo, si no se solicitan y utilizan con precaución y cuidado. Algunas desventajas de un mal uso de este tipo de préstamo son:

  • Los intereses de los créditos con garantía hipotecaria son más altos que los de las hipotecas y los préstamos personales.

  • Estos préstamos suelen incluir comisiones y otros gastos de gestión que pueden encarecer el producto.

  • El tiempo que tardarán en darnos el dinero, puede demorar durante varios días.

  • Si no pagamos las cuotas del crédito, correremos el riesgo de perder la vivienda , entre otras consecuencias.

¿Es posible obtener un préstamo de capital privado SIN garantía hipotecaria?

No, porque no hay garantía de que lo vayas a devolver.

Condiciones para solicitar un préstamo de capital privado de garantía hipotecaria

Los requisitos para solicitar un préstamo de esta naturaleza son pocos y no muy exigentes, ya que el objetivo es ayudar a aquellas personas que necesiten un crédito de cantidad considerable. Estos requisitos son:

  • Tener 18 años o más , aunque algunos intermediarios pueden exigir que el beneficiario del préstamo tenga entre 21 y 25 años.

  • Tener un inmueble en propiedad (casa, piso, local comercial, almacén, tienda, oficinas o nave industrial) y a nuestro nombre . Generalmente, se exige también que el inmueble esté completamente pagado y libre de cargas o, como mínimo, que lo esté el 70 u 80% del valor del mismo.

  • Que la propiedad esté en una población donde los precios no se vayan a desplomar , como una capital de provincia, una ciudad de más de 20.000 habitantes o una ciudad en la costa.

  • Tener unos ingresos fijos . Aunque algunas compañías no lo consideran un requisito indispensable, sí que es aconsejable, a la hora de evaluar nuestra posibilidad de hacer frente al reembolso del crédito según nuestra situación financiera personal, para evitar perder la vivienda ofrecida como garantía, una vez finalizado el préstamo.

Si se cumplen dichas condiciones, el dinero prestado será, como máximo, el 40% del valor de la propiedad, o menos, si se tienen cargas.

¿Qué pasa si no se reembolsa el dinero en el plazo acordado?

Ya que la garantía de este tipo de préstamos es un bien inmueble, corremos el riesgo de perder el mismo si no se reembolsa el crédito. Es decir: en caso de impago, podemos llegar a perder nuestra vivienda.

En caso de mora, el bien inmueble puede ser embargado tras un proceso judicial. Eso sí, antes de llegar a este punto las entidades financieras tienden a aplicar diferentes penalizaciones por impago , lo que encarece el precio del crédito, como intereses de mora, comisiones adicionales, inclusión de los datos del solicitante en ficheros de morosos, etc.

En el caso de que tengamos problemas para pagar las cuotas, podemos reducir la cantidad de las mismas alargando el plazo de reembolso, siempre y cuando lo negociemos con la entidad.

¿Dónde pedir un préstamo de capital privado con garantía hipotecaria?

Existen diferentes entidades financieras especializadas en créditos de capital privado. Algunas de las más conocidas y fiables son las siguientes:

T-Presta

Ofrece préstamos con ASNEF, hasta 600.000 €. Se puede disponer en el primer crédito de un 40% del valor de la vivienda; y entregan el dinero en un plazo de entre 24 y 48 horas. El plazo máximo de devolución es de 15 años. El primer crédito no es gratuito y sin intereses.

Suitaprest

Anteriormente conocida como Suizainvest. Concede préstamos con ASNEF, hasta 300.000 € en un plazo máximo de reembolso de 20 años. Entrega el dinero en menos de 24 horas. Además, las gestiones de la hipoteca corren enteramente por cuenta de SuitaPrest para que el cliente solo se focalice en las consultas y el estudio de la operación.

Fórmula Capital

Ofrece hasta 300.000 €, a devolver en 15 años, aceptando préstamos con ASNEF. Entregan el dinero en menos de 24 horas, sin intermediarios.

Sofkredit

Se comprometen a entregar una respuesta inmediata, aceptando préstamos con ASNEF. Ofrecen hasta 300.000 € de crédito y realizan un estudio gratuito del inmueble en menos de 48 horas.

Supregrupo

Entregarán hasta 300.000 € de crédito a devolver en un plazo máximo de 20 años, con hasta el 40% de valor del inmueble. Aceptan ASNEF y listados de morosos. Ofrecen una comisión de estudio gratis y el TIN puede variar desde el 2% hasta el 18%.

Financa

Ofrece préstamos hipotecarios con ASNEF, RAI y otros listados de morosidad; a pagar en un plazo máximo de 25 años.

Los Expertos Financieros

Ofrecen préstamos con ASNEF y otros listados de morosidad. Sin embargo, el crédito sólo asciende hasta los 50.000 €; a devolver en 7 años.

Casa de Crédito

Permiten financiar un 35% del valor de la garantía aportada. La entidad se encarga de la tasación; sin embargo, la cantidad máxima es de 20.000 €; a devolver en un plazo máximo de 10 años, permitiendo préstamos con ASNEF.

GestCredit

Especialistas en préstamos hipotecarios. Analizan las necesidades de cada cliente en particular para ofrecer las mejores condiciones de crédito.

Envía tu reseña