Préstamos online con Lendico: Opiniones e Información

Préstamos online con Lendico: Opiniones e Información

Lendico fue la primera plataforma online extranjera de préstamos P2P –Préstamo entre particulares- en incursionar en territorio español, que no se basa en el método convencional en el que la empresa realiza el préstamo de dinero, sino que es una combinación entre prestatarios e inversores. Fundada por la incubadora de startups alemana ROCKET INTERNET GmbH en diciembre de 2013, tras establecer la plataforma de préstamos P2P en Alemania, lanzan su plataforma en España el 10 de febrero de 2014, para así continuar con su expansión internacional a Polonia, Austria y Sudáfrica. Operando desde su empresa sede en Berlín, se inspira en el modelo de negocio de la plataforma de préstamos estadounidense Lending Club y de la inglesa Zopa.

El gigante tecnológico entra así, a formar parte del capital de la empresa de crowdlending, valorado en más de 2.300 millones de dólares, un concepto sumamente novedoso dentro de los portales de préstamos personales de la web. Su valor diferencial es el empleo de un complejo sistema de algoritmos diseñados por la misma compañía para un óptimo control de riesgos; estos determinan el tipo de interés de cada préstamo y unen a prestatarios que desean financiación para llevar a cabo proyectos personales específicos, directamente con los inversores dispuestos. De esta manera, Lendico fomenta la economía colaborativa y se presenta como una alternativa para los ciudadanos, abriendo todo un mercado de préstamos y oportunidades de inversión atractivas para inversores particulares.

Opiniones sobre Lendico

ALERTAPRÉSTAMO.ES

“Lendico es un revolucionario portal de créditos personales que combina la actividad de clientes e inversores, logrando los intereses más bajos del mercado. Se puede acceder a un crédito de hasta 25.000 euros con mínimos requisitos”

DOMINGO SAITUA (ENERO 18, 2017)

“Me gustaría comentarles que he solicitado uno de sus créditos y al eliminar las mediaciones es mucho más efectivo, rápido y barato. Lo que solemos buscar los solicitantes, ¡Muchas gracias!”

SILVIA (ENERO 25, 2017)

“Los intereses de los préstamos de esta empresa son muy bajos. ¡Estoy muy contenta con los resultados!!”

ALMA (MARZO 6, 2015):

“No te lo recomiendo en absoluto. Ya es la segunda vez que me ocurre que me desaparece dinero del saldo disponible sin explicación alguna. Tienes que estar atento, darte cuenta y reclamar. El servicio de atención al cliente es lamentable ya que no solucionan los problemas, sino que dan largas y más largas, culpando a sus compañeros alemanes del mal funcionamiento. Al final, he reclamado a Confianza Online y por fin he visto mi saldo en disponible, ocasión que he aprovechado para sacarlo de allí y llevármelo al banco.
No los recomiendo en absoluto. Un saludo”

YOLANDA (FEBRERO 1, 2017)

“Buscaba información sobre estos préstamos de Lendico, encontré el Lendico Foro y la verdad es que me ha sido de gran ayuda, ya que encontré muchos datos interesantes para asegurarme. ¡Gracias!!”

GABRIEL (FEBRERO 8, 2017)

“Gracias a que Lendico no actúa como intermediario, permite que quienes pedimos los préstamos, paguemos tasas de interés más bajas que en otras empresas de microcréditos. Muy conveniente”

MARIA (NOVIEMBRE 24, 2017)

“Lendico me ha dejado de pagar ya durante el mes de octubre y noviembre, no cogen el teléfono y tampoco contestan los e-mails y me han dejado colgada mi inversión”

¿Realmente ha dejado de funcionar Lendico en España?

Al ingresar a la página web de Lendico, lo primero que podemos observar es el siguiente texto informativo:

“Lendico fue una plataforma de créditos al consumo entre particulares en España. En este momento, Lendico está concentrando su foco de negocio en la financiación rápida, de pequeña y mediana empresa, con su enfoque principal en el mercado alemán. Debido a esta circunstancia, nos retiramos del mercado de la concesión de créditos a particulares en España.”

Y a continuación de este texto, se ve un solo correo de contacto para solicitar información: info@lendico.es

Aunque muchos usuarios online afirman que no reciben respuesta por este medio tampoco, así como también el cambio de funcionalidad de su bien conocido “Foro Lendico”, en el cual ya no se muestra la interactividad y la información útil que se podía encontrar mientras aún estaba en funcionamiento.

Problemas con Lendico

Lendico trabaja con el sistema financiero del Crowdlending, y hay muchos factores que afectan a las compañías que trabajan a través de este método:

  1. Al tratarse de empresas nuevas o con fondos limitados, suelen dedicar gran parte de sus propios recursos a darse a conocer, captar inversores, fomentar la fidelidad y fiabilidad de sus inversores en aras de conseguir una buena rentabilidad, que aunque ya hayan establecido un buen flujo de operaciones, se vuelven poco relevantes; lo que se traduce en estructuras insuficientes, haciendo necesaria la afluencia de más medianas y grandes empresas con los recursos necesarios en movimiento, para hacer crecer sus plataformas.

  2. Convencer a los inversores en depositar su dinero para préstamos es un proceso arduo y complicado; y más cuando se carecen de garantías como el Fondo de Garantía de Depósitos que protege las cuentas remuneradas y depósitos, así como también estar asociado a organismos como el ASNEF, que garanticen su fiabilidad ante morosos. Y para solventar esto, hace falta mayor labor de pedagogía y la promoción de sus ventajas, enfocada en los potenciales inversores jóvenes. Rol que deberían asumir asociaciones de empresas de crowdlending.

  3. Los bancos y su apertura de créditos, ejercen una competencia con las empresas de inversores de crowdfunding, ya que cuentan con los mismos requisitos de concesión de valoraciones de crédito positiva.

  4. La mayoría de las empresas de inversión se enfocan en operaciones rápidas, en menos plazos; y por ende, que sean de pequeños montos de dinero; este escaso volumen de cuentas, hace que se prioricen más áreas como descuentos de pagarés, que los préstamos en sí; o que en su defecto sean de cantidades muy pequeñas y que las comisiones que reciben las empresas sean más reducidas.

  5. La falta de financiación de empresas consolidadas aumenta las posibilidades de riesgo, mientras que centrarse en empresas es más accesible; los análisis de riesgo y el control de operaciones las hacen más seguras; más, si son operaciones de anticipo de pago de facturas o pagarés, y si se conoce la capacidad de la contraparte.

Todo ello, sumado al cambio de la ley que rige y regula transacciones comerciales como esta, fue cambiada, siendo el problema principal los requisitos de impuestos a los inversores particulares que disponían de su capital con este fin; quienes con hacer más de tres operaciones al año, ya sería considerado un inversor profesional, y por ende, se le obligaba a darse de alta en consumo, contratar un seguro de responsabilidad civil. Así como también estableciendo nuevas cantidades mínimas para el puje de 50.000€, lo que supone un evidente problema para todo aquel ciudadano que únicamente quiere invertir su dinero y se encuentra con el escenario de tantas restricciones y repercusiones y lineamientos legales. Como consecuencia, muchas personas decidieron dejar de prestar su dinero a través del crowdlending, dejando el sector prácticamente fuera de base financiera; y así mismo, afectando directamente a las plataformas que servían como intermediarios entre inversores terceros, llegando al punto de hacerlas cerrar sus operaciones; como pasó con muchas otras compañías antes que a Lendico; y siendo esta la razón principal por la que Lendico tuvo que cerrar y dejar de ofrecer créditos.

Fiabilidad de Lendico

Como no se trata de una plataforma tradicional de miniprestamos, los montos son, en algunos casos, elevados; por lo tanto, los requisitos y la documentación a presentar aumentan su rigurosidad, y son mayores a los solicitados en portales convencionales.

La plataforma se encarga de seleccionar los préstamos que los inversores pueden financiar. Aceptando solo aquellas que cumplen con unos requisitos de solvencia muy estrictos. Para ello, pide al prestatario que, cuando se registre, envíe una serie de documentos que prueben esa solvencia: nómina, declaración de la renta, informe de vida laboral, estado civil, entre otros. Con esta información, junto al rating obtenido por modelos externos como Equifax, las consultas con bases de datos de morosidad como ASNEF, y el algoritmo propio, Lendico acepta o rechaza la solicitud del préstamo; y si el préstamo es finalmente publicado en la plataforma, le asigna un tipo de interés determinado, que se mueve en un margen de la A – un tipo de interés bajo- a la E – el tipo de interés más alto -. Esta clase de filtros procuraba que menos del 5% de las solicitudes fueran aprobadas, en base a sus estándares de seguridad.

La web arrojaba una serie de recomendaciones y medidas dirigidas a los inversores para invertir de forma segura y reducir el nivel de riesgo asumido por estos: el consejo principal era repartir el dinero entre la mayor cantidad posible de préstamos, para diluir el efecto de un impago en alguno de ellas.

Además, ofrecía la garantía de que los prestatarios tenían un mínimo nivel de solvencia, que no aparecen en ficheros de morosos y que cuentan con una fuente estable de ingresos. Aún así, todas las solicitudes que habían sido aprobadas para aparecer en la subasta pública, habían sido previamente clasificadas según su nivel de riesgo. Cuánto más riesgo más rentabilidad, pero también mayor probabilidad de impago.

Sin embargo, el porcentaje de impagados es muy reducido en Lendico; y, en caso de producirse, la entidad se encarga de la gestión para intentar que el usuario pague. Pasados tres meses, si el usuario sigue sin pagar, una agencia de cobros se encargará del caso. Incluso, si tienes dudas puntuales y quieres erradicarlas antes de comenzar a operar, puedes ingresar al llamado Lendico foro, donde está plasmada toda la información sobre la empresa y las transacciones que se realizan.

¿Cómo funciona Lendico?

La forma en la que solía trabajar Lendico era de la siguiente manera, partiendo de una idea principal:

Reducir el margen de beneficio de un banco y repartirlo directamente entre sus clientes. Teniendo en cuenta que los bancos pagan un tipo de interés del 1% en los depósitos bancarios y con ese dinero captado prestan a otras personas a un tipo de interés del 10%; repartir este margen repercute directamente en la reducción de gastos, bajar los intereses de las personas que adquieren los préstamos Lendico, a la vez que se beneficia la inversión de la contraparte, lo que se traduce en un ganar-ganar de parte y parte.

La realización de esto es posible porque la innovación radica en que no es la empresa propia la que presta el dinero, sino que se trabaja en conjunto con inversores que son quienes autorizan el crédito y reciben cuotas mensuales con honorarios previamente pactados, haciendo que la inversión sea efectiva. Lendico es una plataforma de préstamos entre particulares en las que la entidad actúa como intermediaria, recibiendo una pequeña comisión del 1% por cada pago que los prestatarios hacen a los prestamistas. Cualquiera que lo desee, puede actuar como prestamista e invertir una parte de sus ahorros para conseguir una rentabilidad que puede llegar a casi el 20%.

En primer lugar, el prestatario que desea un préstamo en Lendico, se registraba en la plataforma y lo solicitaba gratuitamente, tras rellenar el formulario de la web, aportando tus datos y la documentación necesaria para justificar tu situación financiera. Además de elegir la cantidad (de entre 600€ hasta 25.000€) y la duración (de 6 meses a 5 años), ​debía de añadir una descripción que explicara con detalle para qué utilizaría el dinero una vez su préstamo haya sido financiado completamente por los inversores; de esta manera, los inversores sabían exactamente a dónde se dirigiría su dinero cuando invierten en los préstamos personales de Lendico; los prestatarios  podían disponer de hasta 25.000 euros para comprar un vehículo, para realizar un viaje, pagar gastos imprevistos, realizar un evento o celebración, iniciar un negocio o comprar cualquier otro bien o servicio. Un equipo de expertos evaluará tu situación y en 24 horas recibirás una oferta de financiación, con un tipo de interés mínimo del 6,56%. Si aceptas la propuesta recibida, tu solicitud pasará a la subasta pública y comenzará a recibir el dinero de los inversores. Los préstamos personales se mantenían activos en la plataforma durante un máximo de 14 días, hasta conseguir ser completamente financiados por los inversores. Eran 14 días que normalmente no se alcanzan ya que se cubre la totalidad del préstamo en pocos días. Una vez financiado al 100% por los prestamistas particulares, firmarás electrónicamente el contrato y recibirás el dinero en tu cuenta en poco tiempo.

Los inversores ganaban dinero de los distintos tipos de interés pagados por los prestatarios. Los inversores podían elegir invertir en cualquier préstamo personal publicado en la plataforma, desde 25€, sin existencia de cantidad máxima, ni préstamos máximos en los que se puede invertir.

Lendico, de esta forma, permite la máxima diversificación de la cartera de inversión: invertir entre diferentes préstamos personales con distintos tipos de interés. Estos intereses variaban desde 2,86% hasta el 19,60%; dependiendo del tipo de interés asignado a cada prestatario; Lendico cobra una comisión de apertura a cada prestatario que varía desde 0,75% hasta 4,50% de la cantidad solicitada. Al inversor, por su parte,  se le cobra la comisión fija del 1% de cada pago que reciba.

Las solicitudes se clasificaban según la solvencia del prestatario en varios niveles; cuánto más solvente sea, mejores condiciones conseguirán:

Clase de riesgo de tipo A:

Interés para el prestatario: 7,61%

Rentabilidad para el inversor: 6,12%

Clase de riesgo de tipo E

Interés para el prestatario: 23,40%

Rentabilidad para el inversor: 18,99%

Los requisitos y documentación para obtener un préstamo también eran estrictos y se debían cumplir con todos ellos para que la solicitud fuera aceptada.

Los requisitos mínimos:

  • Ser mayor de edad y tener menos de 75 años.

  • Tener una cuenta bancaria en España y residir legalmente en el país.

  • No puedes tener ninguna incidencia abierta en un registro de morosos como Asnef.

  • Disponer de una fuente de ingresos habitual, que puede ser una nómina, una pensión o una facturación de autónomo.

La documentación mínima:

  • Una copia del DNI o NIE y los movimientos bancarios de los últimos 3 meses en la cuenta donde recibes tus ingresos habituales.

  • El Código Seguro de Verificación que aparece en tu última declaración de la renta.

  • Justificar tus ingresos con alguno de los siguientes documentos:

    • Trabajador por cuenta ajena: Las últimas tres nóminas.

    • Autónomo: El modelo 036 para justificar el alta como autónomo y las dos últimas declaraciones trimestrales de IVA.

    • Pensionista: La última revalorización de la pensión.