Préstamos para desempleados con prestación

Préstamos para desempleados con prestación

Ante la urgencia de los desempleados de acceder a préstamos bancarios para poder hacer frente a necesidades económicas o imprevistos repentinos, algunas entidades financieras han creado distintas modalidades para ellos en sus productos crediticios.

Así que si este es tu caso y te estás preguntando si es posible acceder a un préstamo, siendo desempleado, la respuesta es definitivamente sí. Hoy,  adquirir un préstamo no es un problema para las personas que se encuentran desempleadas.

Abordaremos este tema en profundidad en las siguientes líneas, para que conozcas en detalle qué tipos de créditos puedes solicitar y a qué entidades financieras debes recurrir en caso de que tengas alguna emergencia financiera siendo desempleado.

Solicitar un préstamo para desempleado con prestación

Si estás desempleado, pero estás recibiendo una prestación económica por desempleo, o un subsidio, podrás beneficiarte de las ofertas de algunas entidades financieras que entregan préstamos en situaciones como la tuya.

Es posible que en algún momento te surja alguna emergencia económica o algún gasto imprevisto, y no cuentes con la cantidad necesaria en tus ahorros. Si esto ocurre no te preocupes porque ahora sabes que hay créditos disponibles para tí y estarás preparado para responder de la forma adecuada en caso de que se presente una situación así.

¿Qué debo hacer para solicitar un préstamo para desempleados?

En primer lugar, y lo más importante de todo, es estar tranquilos porque tener que recurrir a un préstamo es algo que le puede suceder a cualquiera y en cualquier momento. El secreto está en saber gestionarlo de la forma más beneficiosa para tí.

A continuación, encontrarás una guía con todo lo que debes tener en cuenta para solicitar un préstamo para desempleados y así solventar tu situación y mantener tu estilo de vida.

Guía para solicitar un préstamo para desempleados con prestación

Estar desempleado no es fácil para nadie; aún más, cuando surgen algunos inconvenientes que nos hacen recurrir a un préstamo.

Cabe destacar, que el procedimiento es más o menos el mismo que para obtener cualquier otro préstamo y te lo explicamos en siete pasos sencillos.

  1. Piensa qué cantidad es la que necesitas y si serás capaz de pagarla por completo.

  2. Busca entre todas las entidades financieras, las que ofrezcan los mejores préstamos con las mejores características.

  3. Indaga sobre las ofertas y préstamos para desempleados que están en vigencia.

  4. Compara los tipos de préstamos para desempleados. de distintas entidades financieras.

  5. Analiza si reúnes cada uno de los requisitos que solicitan esas entidades.

  6. Selecciona la entidad financiera de tu preferencia y solicita tu préstamo.

  7. Acepta la propuesta enviada por la entidad y recuerda pagarlo en los plazos indicados para que no te apliquen tasas de morosidad

Tipos de préstamos más viables para desempleados con prestación

Como mencionamos anteriormente, lo principal es saber qué cantidad vamos a necesitar, porque dependiendo de eso, podremos hacer el primer descarte para elegir el préstamo apropiado para nosotros.

Estos son los tipos de préstamos que tenemos disponibles:

Minipréstamos para desempleados con prestación

Los minipréstamos son los préstamos más populares y solicitados en la actualidad. Esto se debe a la rapidez con la que son aprobados y entregados a los solicitantes.

Tal como indica el nombre, son préstamos muy pequeños, que van desde los 50 € hasta los 1.000 €. Dependiendo de la cantidad solicitada, las cuotas deben ser cubiertas entre 5 a 90 días.

Por otra parte, como se trata de cantidades muy reducidas, no es necesario presentar algún aval. Esto es aplicable sólo en solicitudes que superen los 2.500 €.

La aprobación en este tipo de créditos es inmediata, al igual que la disponibilidad del dinero solicitado. El tiempo para recibirlo en tu cuenta también será muy rápido, salvo algunos casos excepcionales.

Préstamos personales para desempleados con prestación

Este tipo de préstamos es ideal para desempleados que necesitan cantidades mayores a los 1.000 €.

Se trata de un préstamo con garantía, que no necesita una justificación de ingresos para su aprobación ni un aval bancario, pero sí la garantía de algún bien material que el solicitante posea.

Ciertamente, es un préstamo que representa un riesgo importante; pero es la única opción disponible para solicitar cantidades de dinero importantes siendo desempleado con prestación. Las dos opciones disponibles de este tipo son las siguientes:

Préstamos con garantía hipotecaria

Para optar por este préstamo, es obligatorio poner como garantía tu casa. Puedes solicitar el crédito por el 40% de lo que vale en el mercado; pero dentro de los 5.000 € hasta 100.000 €, y tendrás hasta 10 años para pagar el total de tu deuda.

Préstamo con garantía sobre tu coche

En este caso, los préstamos pueden llegar hasta un máximo de 10.000 € y los pagos van a depender de la entidad financiera.

¿Qué debo hacer antes de solicitar un préstamo para desempleados?

Lo primero que debe considerarse, son las opciones con las que contamos para cubrir los pagos del préstamo.

Antes de realizar ninguna solicitud, es recomendable organizar cada uno de nuestros gastos y determinar cuál es la probabilidad de que podamos cubrir el crédito adquirido.

Teniendo total seguridad de que contamos con esos ingresos, entonces tendremos que analizar si cumplimos con cada uno de los requisitos; y una vez que tengamos toda la documentación lista, sólo queda esperar a la respuesta de la entidad financiera.

Los mejores préstamos rápidos y minipréstamos para desempleados con prestación en la actualidad

Ahora que ya conocemos en qué consisten los minicréditos, entonces vamos a ver cuáles son las entidades financieras online más seguras en España para que puedas comparar cada una de estas opciones y escoger la que sea la mejor de todas para tí.

Vivus

Vivus se caracteriza por ser una de las entidades financieras online que da acceso más fácil a minicréditos.

Si es tu primera vez en Vivus, solo puedes solicitar hasta un máximo de 300 € y tendrás 30 días para pagar tu préstamo sin intereses; es decir, este primer  crédito será gratuito.

Si por el contrario, eres un cliente habitual, -a partir de tu primer minicrédito- el monto puede alcanzar los 1.000 €; pero el periodo de pago no varía en ninguna de las ofertas y se mantiene en los 30 días de plazo de devolución.

CreditoZen

Con CreditoZen puedes llegar a solicitar un máximo de 1.000 € sin importar que seas o no un cliente habitual. El plazo para cancelar la totalidad de este préstamo son también 30 días.

Además, puedes realizar tu solicitud, aunque no tengas nómina o te encuentres dentro del registro de morosos de ASNEF.

SolCredito

En el caso de SolCredito, los préstamos para desempleados con prestación, son de hasta 1.000 €, con el requisito de que tendrás que pagarlo en un plazo no mayor a 90 días.

Para los nuevos clientes, ofrecen sus productos completamente gratis. Es decir, no necesitas pagar gastos por trámite, ni intereses; y además te brindan asesoría financiera para que mejores tu economía de acuerdo a tus ingresos.

Creditea

Dentro de las entidades financieras online que facilitan minicréditos, consideramos que esta es una entidad de las más interesante de todas, ya que otorga préstamos hasta 3.000 € sin pedir ningún aval.

En caso de que no cuentes con garantía o aval, pero necesites más de 1.000 € para hacerte cargo de tus gastos, Creditea puede convertirse en tu mejor opción. Tendrás 36 meses para pagar el total del préstamo y podrás escoger cuándo es el mejor momento para hacerlo.

La cantidad máxima es de 3.000 € y la tendrás a tu disposición o podrás retirarla en el momento que lo requieras; y en el caso de que no consumas toda la cantidad solicitada, sólo debes pagar lo que hayas usado hasta ese momento.

Lo mejor de estas opciones para adquirir préstamos pequeños, es que son muy útiles para cubrir alguna necesidad imprevista y puedes solicitarlos desde la comodidad de tu hogar.

Préstamos para desempleados, rápidos con garantía

También hay otros préstamos para desempleados con prestación que ofrecen mayores montos. Estos son de carácter personal y requieren de alguna garantía para su aprobación.

Lo más relevante, es que este tipo de préstamos para desempleados pueden llegar hasta los 100.000 €.

El grupo de entidades financieras online que hemos seleccionado, ofrecen servicios de financiamiento basados en préstamos por garantía o hipoteca, dentro de las opciones para préstamos personales.

Con esta modalidad, recomendamos ser muy cautelosos, ya que el incumplimiento del pago de las cuotas o del préstamo total, puede hacerte perder tu garantía, y en definitiva, quedarte sin coche o casa, o el patrimonio que expongas.

IbanCar

Si necesitas un préstamo y lo único que posees como garantía es tu coche, pero no puedes prescindir de él, IbanCar es tu mejor opción.

Resulta que, aunque entregues tu coche, ellos no toman dominio del mismo, ni te solicitan un pago por alquiler o cambio de propietario. Es un préstamo muy popular, por las muchas ventajas que ofrecen a sus clientes.

La primera de ellas, es que podrás conseguir un préstamo por el 70 % del valor de tu coche, hasta un máximo de 6.000 €.

Además de esto, podrás usar tu coche sin problemas, ya que IbanCar no toma el control de tu coche, ni exigen cambio de titularidad. Finalmente, otorgan los préstamos a todos los desempleados, aunque se encuentren en el registro de ASNEF.

GedesCoche

Al igual que en la opción anterior, los préstamos de GedesCoche son otorgados bajo la garantía de tu coche. Pero en este caso, la cantidad máxima es de 10.000 €.

En cuanto a los requisitos, son un poco exigentes con el modelo del coche, y en sus condiciones estipulan que este no debe tener más de 10 años de antigüedad, ni otras obligaciones en las que también haya sido colocado como garantía.

Si deseas seguir utilizando tu coche, debes pagar una cuota adicional. Esto puedes considerarlo como interés sobre el préstamo.

El plazo para el pago del préstamo es completamente libre. Queda a tu criterio en qué momento vas a amortizar la deuda total de tu préstamo.

La aprobación tiende a demorar entre 24 a 48 horas, y solo está disponible en la península y en Baleares.

Prestacars

Gestionar un préstamo con Prestacars, es muy simple, y todo lo podrás hacer desde su página web. Aunque tu coche quede como garantía, tendrás completo dominio de él y podrás usarlo sin problemas.

En el formulario que debes llenar para realizar tu solicitud, tendrás que colocar tus datos personales, datos del coche, situación financiera y la cantidad de dinero que necesitas.

Después harán una tasación completa del vehículo y finalmente te enviarán una propuesta sobre la solicitud que has realizado.

PideTuCrédito

En PideTuCrédito tendrás a disposición préstamos de hasta 100.000 € pero la aprobación del monto que necesites estará determinada finalmente por los ingresos que tengas. Es decir, que cuanto mayor sea tu prestación por desempleo, más cantidad de dinero podrás solicitar en tu préstamo.

En este caso la garantía debe ser un inmueble; y es fundamental que el inmueble que vayas a utilizar como garantía se encuentre ubicado dentro del territorio español y que no posea ningún tipo de hipoteca.

Las cantidades disponibles a solicitar van de 6.000 € hasta 100.000 €; y una vez realizada la solicitud, la aprobación será otorgada dentro de las primeras 24 horas siguientes.

SofKredit

Para solicitar y ser admisible en los préstamos hipotecarios de SofKredit, debes rellenar un cuestionario en su página web para que la compañía pueda analizar tu perfil para saber qué préstamo puede cubrir tus necesidades.

Al igual que en el préstamo anterior, SoftKredit tomará como garantía un inmueble.

El monto que manejan para los préstamos hipotecarios va desde 5.000 € a 100.000 € y la cantidad otorgada va a depender de la antigüedad del inmueble y del valor total de este.

Finalmente, será un requisito imprescindible para recibir un préstamo de SoftKredit que estés recibiendo alguna prestación o subsidio por desempleo, ya que sin presentación de ingresos demostrable, no sería posible ser aprobado para poder recibir este préstamo con garantía.

Conclusión

Te hemos explicado en detalle, las diversas opciones que tienes a tu disposición para poder hacerte de un préstamo aunque estés desempleado.  Como has podido ver, no es un problema que no tenga solución y más bien requiere de tu parte indagar lo suficiente entre las variadas ofertas que vas a conseguir y tener claro los elementos del préstamo como son: el monto, el plazo y las condiciones.

En particular, debes tener mucho cuidado cuando te piden una garantía pues si no estás consciente de lo que estás solicitando, es probable que más adelante te veas en serios problemas al no poder pagar lo solicitado o cumplir con las pautas de la contratación.

Envía tu reseña