Préstamos para herencias

Préstamos para herencias

Las herencias no son siempre bien recibidas. En muchas ocasiones, el hecho de recibir una herencia puede suponer un gran desembolso. Los gastos e impuestos que se deben abonar al percibir una herencia causan cierto rechazo a los herederos debido a no poder afrontar dichos pagos. Esta renuncia significa perder el patrimonio familiar, una consecuencia que no todo el mundo está dispuesto a afrontar. En estos casos es cuando los herederos se plantean los préstamos para herencias.

Sí, como lees, es posible pedir un préstamo para poder acceder a una herencia sin tener que quedarte en la ruina. Es cierto que no es el crédito más habitual que se suele pedir, pero cada vez está más presente debido a los problemas económicos que se sufren por culpa de la crisis.


¿Quieres saber todo lo necesario sobre los préstamos para herencias? ¿Quién puede solicitarlos y cómo se pueden solicitar? Pues atento a continuación.

¿Se puede solicitar un préstamo para herencias fácilmente?

Sí, como ya hemos adelantado, es posible solicitar un préstamo para poder aceptar una herencia familiar. Deberás tener esto en cuenta si no tienes liquidez para poder percibir una herencia ya que será la única forma de hacerlo. Pedir un préstamo para una herencia es ahora posible.

Eso sí, no es posible pedir el préstamo antes de realizar el trámite de la herencia, es decir, que el crédito para poder recibir la herencia se debe realizar en el mismo momento del acto de la escritura de la herencia. Tanto la herencia como el préstamo se deben inscribir al mismo tiempo en el registro, de ahí a que las dos acciones se tengan que realizar a la misma vez y no por separado.

Otra opción válida es la de aceptar la herencia ante el notario y, acto seguido, pedir el préstamo para herencias. En estos casos, ya serás el nuevo heredero y podrás solicitar ese préstamo que salvará el legado de tu familia.

La herencia, garantía del préstamo

A la hora de pedir un préstamo para poder obtener una herencia será el propio inmueble recibido el que haga de garantía en caso de impago. Esto significa que, si el préstamo queda sin pagarse, la entidad se quedará con la herencia íntegra.

Es por eso por lo que es necesario pensar muy bien si los préstamos para herencias son la mejor opción. Deberás tener muy claro que su devolución no supondrá un problema para tu bolsillo.

Eso sí, al pedir un préstamo con garantía hipotecaria podrás habitar y arrendar el inmueble que has heredado, por lo que será como si estuvieras pagando realmente una hipoteca.

¿Cuánto dinero puedo obtener de los préstamos para herencias?

Aunque dependerá mucho de la entidad que te facilite ese préstamo, por norma general se pueden obtener de 1.000 a 60.000 euros, que tendrás que devolver en un plazo mínimo de 12 meses y máximo de 10 años. El tiempo de devolución dependerá mucho de la cantidad de dinero que hayas solicitado.

Los pagos se harán de mayor a menor cuantía de forma mensual según lo que se haya determinado en el contrato previo.

¿Es necesario proporcionar mi información financiera?

Por norma general sí que será necesario proporcionar tu información financiera a la entidad con la que hayas decidido comprometerte. La entidad realizará una evaluación del perfil financiero y valorará si su aceptación es o no viable.

¿Necesito un aval?

A pesar de que es posible presentar un aval, en la mayoría de los casos no será necesario ya que la propia herencia funcionará como garantía de pago.

¿Qué gastos tengo que pagar al aceptar una herencia?

Es probable que aún no sepas cuáles son los gastos a los que tienes que hacer frente si recibes una herencia. Será necesario pagar los honorarios tanto de los abogados como de los notarios, el Registro de propiedades y los impuestos por recibir bienes de una persona que ya ha fallecido.

El precio que tendrás que pagar dependerá mucho de la Comunidad Autónoma en la que te encuentres.

  • Abogado especializado: se recomienda consultar a un abogado especializado en herencia para realizar todos los trámites. El precio tendrá que ser pactado entre ambas partes antes de comenzar a trabajar.

  • El notario, que es el que realizará la escritura del contrato, es otra de las partes fundamentales e imprescindibles. Su precio está fijado por la legislación española. Es igual en cualquier punto del país.

  • Pago del impuesto de sucesiones.

Estos son los gastos generales que genera el recibir una herencia. No obstante, también es necesario tener en cuenta otros gastos extra, como la plusvalía municipal u otros trabajos notariales necesarios para la aceptación de la herencia.

¿Cuándo tengo que decidir si aceptar o no aceptar una herencia? ¿Existe una fecha límite?

A pesar de que el código civil no establece ninguna fecha límite para la aceptación de herencias, es cierto que legalmente, se ha determinado que el plazo máximo para aceptar una herencia sea de 30 años. Una vez hayan pasado esos 30 años, ya no se tendría ningún derecho sobre la propiedad.

Además, es importante que tengas en cuenta que durante los primeros nueve días desde la defunción, no podrán contactar contigo para tratar temas relacionados con la herencia. Tendrán que esperar.

Los préstamos del fallecido, ¿Quién se hace cargo?

En caso de que la persona fallecida tuviera pendiente alguna deuda, esta también pasará a los herederos ya que deben asumir las obligaciones del fallecido. Claro está que es posible que la persona que pidió el préstamo hubiese contratado un seguro de vida. En estos casos los préstamos quedarían resueltos y los herederos no deberían hacerse cargo de la deuda.

Te recomendamos encarecidamente consultar los préstamos de la persona fallecida y comprobar si había o no había contratado un seguro de vida que se encargará de liquidar las deudas para que los herederos pudieran recibir el patrimonio familiar fácilmente.

Así que, si necesitas ayuda para poder recibir una herencia, cuenta con los préstamos para herencias, una forma fácil, sencilla y rápida de poder seguir hacia delante.

Envía tu reseña