Préstamos para motos: Quiénes lo ofrecen, condiciones y requisitos

Préstamos para motos: Quiénes lo ofrecen, condiciones y requisitos

¿Te gustaría comprarte una moto, pero te falta liquidez? Moverte en moto supone muchas ventajas: los atascos no son un problema y aparcar siempre es más sencillo. Así que, si estás decidido a comprar una moto, presta atención a este artículo porque vamos a contarte cuáles son los mejores préstamos para comprar motos usadas o nuevas.

¿Qué son los préstamos para motos?

Los préstamos para motos se encuentran dentro de los préstamos personales limitados a su uso. Dentro de este tipo de préstamos también podemos encontrar los préstamos para reformas, para coches, etc. Pero lo cierto es que este tipo de préstamos específicos para motos no son muy abundantes por lo que es normal recurrir a préstamos personales para la adquisición de motocicletas.

El Crédito Moto de Cetelem es un ejemplo de los préstamos para comprar motos usadas o nuevas. Puedes revisar las condiciones del préstamo en la página web de la compañía.

Tipos de préstamos para comprar motos

Como ya hemos mencionado antes, no hay una gran variedad de préstamos específicos para comprar motos, por lo que es muy común recurrir al crédito. Los préstamos personales son préstamos al consumo, que ofrecen financiación al usuario a cambio del pago de unos intereses por el dinero recibido que el cliente debe pagar en el tiempo acordado. Como garantía, en caso de impago de las cuotas, el usuario responde con sus bienes presentes y futuros.

Dentro de los préstamos personales encontramos diferentes modalidades para acceder a la financiación de una moto. Puedes optar por la vía tradicional y solicitar un préstamo bancario a una entidad tradicional; o puedes optar por préstamos rápidos online, financiados por diferentes entidades financieras crediticias que operan en línea, también llamadas Fintech o financieras tecnológicas, pues todo lo procesan en el mundo digital.

Préstamos rápidos

Algunas de las características principales de este tipo de financiamiento, es que te ofrecen mayores facilidades que los préstamos tradicionales; se pueden solicitar 100% online y el dinero se recibe rápidamente en tu cuenta bancaria, sin tener que cambiar de banco.

Dependiendo de la entidad financiera donde realices las gestiones, podrás solicitar entre 600 y 10 mil euros, con un plazo de devolución, de entre 1 mes hasta 5 años.

Además de los préstamos rápidos personales, para la financiación por comprar moto, también tenemos la posibilidad de financiar con las propias casas concesionarias. Es decir, la misma empresa que vende las motos otorga el préstamo para comprarla; un ejemplo de esto es la prestigiosa marca Honda.

Financiación de la marca

Las principales marcas de motos del mercado, pueden ofrecer financiación propia para apoyar al cliente en la compra de sus motocicletas. Este es el caso de Honda, que ofrece una financiación de hasta 100% del coste de la moto que desees, más los gastos, a devolver en un plazo de hasta 5 años. Puedes ver todas las condiciones, más detalles y solicitar tu financiación desde la página web de la compañía.

Requisitos de los préstamos para motos

A la hora de solicitar un préstamo para motos, tendrás que cumplir con una serie de requisitos que vienen siendo más o menos los mismos que se solicitan en cualquier otro préstamo personal, Eso sí, debes tener en cuenta que es posible que cada entidad financiera tenga requisitos propios, además de los mencionados a continuación. Pero estos son los requisitos más comunes:

  • Documento de identidad (DNI o NIE)

  • Mayoría de edad (puede variar según la compañía)

  • justificación de ingresos

  • Factura proforma o presupuesto de la moto que quieres comprar

  • Cuenta bancaria española a tu nombre

  • Email y teléfono de contacto

Una vez que la entidad compruebe y verifique que todos los datos están correctos y cumples con los requerimientos solicitados, entonces avanzará el proceso de solicitud, te enviarán un contrato de formalización y una vez firmado y constituido el acuerdo, te enviarán el dinero solicitado rápidamente a tu cuenta bancaria.

¿Cómo conseguir los mejores préstamos para motos?

Para conocer cuáles son los mejores préstamos para motos del mercado, así como para escoger el mejor préstamo para cualquier otra finalidad, debes comenzar por tener muy claro lo que necesitas y cuál es tu capacidad de pago. Una vez que hayas hecho tus cuentas y tengas un presupuesto en el cual basarte, es momento de buscar los mejores préstamos que se adapten exactamente a lo que estás buscando. Solicita exactamente el dinero que necesitas, no más.

Para que el proceso de búsqueda sea mucho más sencillo, utiliza el buscador y comparador de préstamos que encontrarás en esta web. Así ahorrarás mucho tiempo. Solo tienes que introducir la cantidad de dinero que quieres solicitar y el plazo de devolución en el que puedes devolver el préstamo. Después, podrás observar en un solo lugar, de una forma simple y clara, los mejores préstamos del mercado, para comprar motos. Compara entre ellos y elige el que más te interese.

Préstamos para motos sin intereses

Como en cualquier otro préstamo personal, hay algunas entidades financieras que ofrecen préstamos rápidos, sin intereses, con los que puedes acceder a financiación totalmente gratuita.

Este tipo de préstamos suele estar orientado únicamente a nuevos clientes de las entidades, ya que la finalidad del préstamo es captar nuevos clientes. Por lo general, los préstamos sin intereses suelen ser préstamos que conceden cantidades muy limitadas de financiación, de un máximo de 300 euros, en la mayoría de los casos, por lo que esta opción solo podría ser viable en caso de que la moto que quieras comprar, tenga un coste por debajo de ese precio.

Por otra parte, este tipo de préstamos generalmente son para liquidar en un plazo máximo de 30 días. Si puedes cumplir con las condiciones, pueden ser una gran alternativa con la que podrías ahorrar en tu préstamo para motos.

Asegúrate de leer bien las cláusulas del documento y comprobar que no existen gastos ocultos, antes de firmar ningún contrato.

Envía tu reseña