Préstamos rápidos a largo plazo

Préstamos rápidos a largo plazo

Existen situaciones económicas complicadas en las que es necesario pedir una ayuda extra de forma rápida y sencilla. Los préstamos rápidos a largo plazo son una de esas opciones en las que podemos confiar para cualquier tipo de imprevisto económico y es que nunca sabemos qué puede ocurrirnos.

Ahora bien, ¿en qué consisten los préstamos rápidos a largo plazo? ¿Cuál es el corte general de este tipo de crédito? ¿Qué requisitos son necesarios cumplir para poder acceder a uno?

¿En qué consisten los préstamos rápidos a largo plazo?

Los catalogados como préstamos rápidos a largo plazo son aquellos que pueden devolverse en varias cuotas mensuales, es decir, que no es necesario devolver el importe total en un único mes. Podrás hacerlo en varios meses.

La mayoría de estos préstamos ofrecen un rango de tiempo superior a los 6 meses e incluso a los 12 meses. De esta forma tendrás menos complicaciones a la hora de poder devolver el importe que has solicitado previamente.

Igualmente, las condiciones para devolver estos préstamos rápidos a largo plazo suelen ser bastante buenas.

Tipos de préstamos a largo plazo

Dentro de los préstamos a largo plazo encontramos varios tipos que podrían interesarte:

  • Préstamos rápidos online, que suelen tener una fecha límite de devolución de 3 años.

  • Préstamos personales a plazos, que suelen fijar una fecha de devolución entre 3 y 7 años.

  • Préstamos hipotecarios, que son los que ofrecen un período de devolución más amplio.

Dependiendo de lo que necesites tendrás que optar por un tipo de préstamo u otro.

Requisitos generales para acceder a un préstamo rápido a largo plazo

A pesar de que cada empresa pondrá sus propios requisitos para poder acceder a uno de sus préstamos, suelen tener requisitos asequibles a la hora de contratarlos:

  • A pesar de que cada empresa o entidad fijará la edad mínima y máxima de contratación, por norma general se solicita la mayoría de edad, es decir, 18 años, como mínimo y 70 años como máximo.

  • Para pedir un préstamo rápido a largo plazo es necesario tener la residencia española y disponer de DNI vigente.

  • También te pedirán un correo electrónico y un teléfono para ponerse en contacto contigo.

  • Ser titular de una cuenta bancaria en España.

  • Acreditar que se disponen de ingresos fijos de forma regular.

Dependiendo de la entidad podrá pedir más o menos requisitos, pero de forma general, estos son los que necesitarás para poder pedir cualquier tipo de crédito.

¿Cuánto me costará pedir un préstamo rápido a largo plazo?

El precio final del préstamo dependerá de las comisiones y del tipo de interés de cada compañía. Eso sí, las comisiones a largo plazo suelen incluir lo siguiente:

  • Comisión de apertura.

  • Comisión de estudio.

  • Comisión por pago anticipado.

  • Comisión por demora o reclamación de posición deudora.

Esto no significa que todas las empresas que se dedican a la concesión de préstamos requieran estas comisiones. En algunos casos es posible que no se apliquen o que simplemente se requiera la mitad de las comisiones.

¿Quiere esto decir que un préstamo a plazos es más costoso que un crédito rápido?

Lo cierto es que no. Un préstamo a largo plazo no tiene que ser más costoso que un crédito rápido. Es más, en muchas ocasiones el interés es inferior al pagarlo en un plazo de tiempo más amplio.

Igualmente, los intereses son más caros que los de los bancos, pero más baratos que los micro préstamos.

Aquí te dejamos algunos ejemplos comparativos de varias empresas prestamistas:

Empresa prestamista

Producto a corto plazo

Producto a largo plazo

Novum Bank

Cashper

2571% - 13781%

Cashper Plus

289.20%

 

Fidinda

80 - 85%

ID Finance

Moneyman

2035%

Plazo.es

19.90%

4finance

Vivus

0% - 2830.80%

Zaplo

151.80%

Kreditech

Kredito24

3752.37%

Monedo

60% - 113%

FinStar

Twinero

3752%

Presto Préstamos

213.84%


¿Con qué finalidad debo pedir un préstamo rápido a largo plazo?

Este tipo de préstamo tiene una devolución más prolongada en el tiempo debido a que la cantidad que se pide es muy grande como para devolverla en un solo pago. Esto quiere decir que la finalidad de pedir un préstamo rápido a largo plazo debe ser más amplia que un simple impago mensual.

Una de las causas más comunes de pedir estos préstamos es la celebración de grandes eventos como, por ejemplo, una boda. Pero no es la única. Otras razones que pueden llevarte a pedir un préstamo rápido son las siguientes:

  • Comprar una propiedad.

  • Comprar un coche.

  • Sanear cuentas.

  • Emprender.

  • Pagar unos estudios.

¿Cómo se realiza el pago de un préstamo a largo plazo?

Para pagar los préstamos rápidos a largo plazo se suelen aplicar unas cuotas mensuales en las que cada mes se paga la misma cantidad de dinero. Es cierto que pagar una cuota baja de forma mensual implica el tener que estar mucho tiempo con esa deuda, pero también es cierto que es una forma segura de asegurar el pago cada mes.

No obstante, si tu prefieres devolver el préstamo de forma más rápida, podrás ampliar esa cantidad mensual cuando lo necesites. Tan solo tendrás que informar a la entidad financiera y ellos realizarán ese cambio.

¿Es mejor solicitar un préstamo a largo plazo o a corto plazo?

Como ya hemos comentado, depende de lo que necesites. Si necesitas hacer un gasto importante de dinero, los préstamos a largo plazo son la mejor opción. En cambio, si lo que necesitas es un importe reducido para realizar un pago, el préstamo a corto plazo es lo que necesitas para solventar esa pequeña deuda.

¿Es seguro solicitar un préstamo rápido a largo plazo?

Por norma general, si contratas tu préstamo a largo plazo con una entidad conocida, será completamente seguro. No obstante, existen unos seguros de préstamos para proteger los pagos y tener garantías y seguridad a la hora de pedir un crédito.

Estos seguros te permiten asegurar la protección de los pagos en el momento de devolver el préstamo. Es por eso por lo que en la mayoría de las entidades te recomiendan esta opción. En el caso de las entidades bancarias es obligatorio disponer de este seguro.

Envía tu reseña