Préstamos a plazos y tarjetas de crédito Préstamos con ASNEF
Cómo afecta la Ley PSD2 al Open Banking y al usuario final

Cómo afecta la Ley PSD2 al Open Banking y al usuario final

Los bancos, igual que el resto de la sociedad, están en constante cambio y evolución. Una muestra de ello es la cantidad de servicios nuevos que han lanzado en los últimos años. No solo nos referimos a los servicios financieros como tal, sino también a todos los extras que los usuarios perciben hoy en día.

Han lanzado aplicaciones móviles que facilitan la gestión de las cuentas bancarias, gestores online y herramientas para medir el riesgo de tus acciones, incluso huchas virtuales o monedas virtuales que te han más fácil ahorrar.

Dentro de este proceso de evolución, tanto los bancos en sí mismos como otras empresas financieras competidoras trajeron a nuestras vidas hace ya un par de años el Open Banking, y este se ha visto afectado por la ley PSD2. Pero no todos los usuarios entienden bien cómo les afecta o qué tiene que ver con ellos, por eso hoy vamos a tratar a explicarte estos conceptos de manera sencilla.

Qué es exactamente el Open Banking

El Open Banking lo podemos resumir como el resultado de la evolución gracias a la transformación digital.

La presencia de Internet en nuestras vidas ha facilitado que absolutamente todos lo sectores crezcan, en mayor o menor medida, hacia el sector digital. Y, es que, esta transformación digital es inevitable si se quiere conectar realmente con los usuarios.

El Open Banking es esa área de los bancos que se ha dirigido hacia la creación de servicios nuevos a través de APIs abiertas que les permiten evolucionar de manera mucho más rápida. Estas APIs abiertas permiten que así los servicios financieros se adapten fácilmente a las necesidades de cada usuario.

Por qué los usuarios disfrutan con el Open Banking

A priori puede dar miedo que esas APIs sean precisamente abiertas, y luego veremos cómo lo enfoca la ley PSD2 del 2017. Pero la realidad es que los usuarios están encantados con este nuevo sistema de banca, y eso es porque perciben algunas ventajas frente a la banca tradicional:

  • Fidelización: Los bancos les muestran servicios totalmente personalizados y adaptados a sus necesidades en todo momento, lo cual les hace sentirse valorados y entendidos, por lo que se establece una relación de fidelización entre ambas partes, evitando al usuario la necesidad de buscar nuevos bancos.
  • Amplitud de servicios: Ya hemos explicado que esta evolución permite a los bancos ofrecer muchos más servicios. Incluso les facilita el poder ofrecer nuevos servicios con mucha mayor frecuencia, por lo que los usuarios rápidamente encuentran novedades y mejoras.
  • Centralización: Los bancos pueden ofrecer ellos mismos muchas otras cosas que antes tenían que hacer a través de terceros. De esta manera los usuarios pueden centralizar todas sus necesidades financieras y económicas en un único interlocutor.

Qué dice la ley PSD2 sobre el Open Banking

La ley PSD2 se lanzó a nivel europeo con el objetivo de mejorar la transparencia en los bancos y en los servicios financieros, para mejorar la situación de competencia entre los agentes minoristas del sector.

Sin embargo, la revolución que prometía esta ley, y que ahora analizaremos en profundidad, no ha llegado aún. O al menos no de la manera global que se esperaba. Muchos bancos han pedido prórrogas para su aplicación, y otros aún están en pleno proceso. Por lo que, aunque puede ser un gran catapultador del sector, la evolución que propone se va a desarrollar poco a poco.

Ley PSD2

Esta ley entró en vigor antes que el nuevo RGPD, aunque ambos tienen mucho que ver. Mientras que el reglamento de protección de datos ha llegado para proteger el uso que realizan las empresas de los datos de los usuarios, a nivel genérico, la directiva PSD2 se centra en los servicios de pago y financieros.

Esta ley europea ha determinado que los bancos podrán dar acceso a la información de la cuenta de pago a los proveedores de servicios de pago registrados ante el Banco de España siempre y cuando el usuario autorice ese acceso de manera expresa. Es decir, el banco es quien propone al proveedor y el usuario es quien acepta esa facilitación de los datos.

Además de diferenciarse en el sector en el que operan estas dos normativas, también se diferencian en el tiempo. Es decir, el PSD2 se aplica sobre datos en tiempo real, mientras que el reglamento de protección de datos lo hace sobre archivos en diferido.

En definitiva, lo que tienen en común es que ambas se centran en el consentimiento por parte del usuario a la hora de poder acceder a datos personales o dar acceso a ellos a terceros.

Transposición al ordenamiento interno español

Como ya hemos dicho, la ley PSD2 es una directiva. Todas las directivas europeas deben pasar por el proceso de transposición para poder adaptarse a cada país y a su situación concreta, en este caso a España.

La transposición en este caso ha sido prácticamente igual que la ley original a nivel europeo, ya que se han hecho pocas modificaciones o adaptaciones, a pesar de que algunos textos anteriores que se habían filtrado informaban de variaciones que finalmente no han aparecido en el texto definitivo.

Lo que permite esta transposición es mejorar la protección de los derechos de los usuarios de servicios de pago, buscando así conseguir transacciones más seguras dentro de todas las innovaciones que vive hoy en día el sector bancarios.

Algunos aspectos a tener en cuenta son:

  • Reducción a 50€ de la responsabilidad del ordenante de una transferencia en cuanto a las pérdidas derivadas de operaciones de pago no autorizadas por robo o sustracción de un instrumento de pago.
  • Reducción de los plazos de resolución de reclamaciones.
  • Se amplían los servicios de pago, entre los que se incluyen los iniciadores de pagos y los agregadores de cuentas.
  • Se abre el canal de denuncias del Banco de España que permite facilitar la resolución de todo lo que no se cumpla respecto a esta directiva.

Quiénes son esos nuevos agentes

Llama la atención el punto sobre los iniciadores de pagos y los agregadores de cuentas, ¿verdad? Si estamos hablando del sector financiero, ¿por qué no hablamos solo de bancos?

Cada vez son más las empresas que cuentan con servicios de información sobre cuentas para realizar las transacciones online. En palabras del BOE:

“Los servicios de información sobre cuentas proporcionan al usuario del servicio de pago información agregada en línea sobre una o varias cuentas de pago mantenidas en sus proveedores de servicios de pago, lo que permite al usuario del servicio de pago tener en todo momento una información global e inmediata de su situación financiera.”

Son esos negocios intermediarios que facilitan el proceso de compra-venta tanto al negocio como al usuario. Es el caso de Instantor, Kontomatik, Eurobits y Unnax. Servicios que, aunque muchos usuarios aún temen, en realidad son muy necesarios para los negocios y suelen estar presentes en el proceso de registro de los clientes.

Precisamente por este papel que juegan en todo el proceso es por lo que la ley PSD2 ha puesto el punto de mira sobre ellos. Ahora la ley determina qué datos se consideran sensibles entre todo lo que manejan estos servicios (excluyendo de la lista al titular de la cuenta, por ejemplo) y establece cómo debe ser el acceso a la información por parte de todos los implicados en cada proceso.